Home Nota de portada El 18 de Abril y la virtud destituyente

El 18 de Abril y la virtud destituyente

Por Nicolás Márquez (*)

Conforme la Real Academia Española, destituir se define como: “Separar a alguien del cargo que ejerce”.

Quienes consideramos a Cristina Kirchner una déspota corrupta y a la camarilla que la secunda en la función pública como una recua de inmorales que se enriquecen de manera ilegítima, por sobrados motivos tenemos todo el derecho de pretender que estos malvivientes dejen sus cargos cuanto antes, tanto sea por un juicio político como por disposición de la Justicia o en todo caso, por la vía electoral.

La verdad sea dicha: los argentinos estamos siendo víctimas de una dictadura en cuotas capitaneada por magnates que se enriquecieron por asalto no sólo desviando fondos públicos sino tierras fiscales para beneficio de ellos mismos, siempre en nombre del “campo nacional y popular”.

Cristina Kirchner desde que llegó al poder matrimonial en el año 2003 junto al hampón fallecido de su esposo, prosperó patrimonialmente en un 4000%. Luego, si bien la pareja intentó ser juzgada por enriquecimiento ilícito, fue el obediente Juez Norberto Oyarbide quien se encargó de proteger a sus empleadores con sus habituales “sentencias” complacientes. En el orden sucesorio, proseguimos en el escalafón de crápulas con el benemérito Amado Boudou, quien sigue estando exculpado de sus fechorías porque como se sabe, para protegerlo del escandaloso caso “Ciccone” fueron expulsados fiscales, jueces y hasta el mismísimo Procurador General de la Nación a los efectos de mantener al sonriente VicePresidente al margen de los alcances de la ley penal.

Dado que el Congreso Nacional por medio del bloque oficialista está siendo funcional a la consolidación de la dictadura en ciernes violando así el artículo 29 de la CN, y que a su vez los ciudadanos tienen el derecho de defender per se la Carta Magna conforme lo habilita el artículo 21 de la misma, no pretender que estos filibusteros den un paso al costado cuanto antes implica entonces convalidar o consentir la dilación y/o perpetuación del saqueo y del autoritarismo que está llevando a cabo la mencionada banda gobernante.

Sin embargo, las posibilidades de juicio político están obstaculizadas porque el régimen controla el Poder Legislativo y las chances de un juicio jurídico también se torna dificultosa, puesto que el kirchnerismo nombró al 60% de los Magistrados que hoy están en funciones y además, la dictadura está llevando adelante una feroz embestida para terminar de secuestrar lo que queda de Poder Judicial independiente (maniobra tan evidente que hasta un kirchnerista como Horacio Verbitsky tuvo que salir a despegarse del ardid oficialista). Luego, el último resorte que le queda al ciudadano activo es sumarse a las diferentes marchas de protesta contra el régimen (fundamentalmente a la inminente manifestación del 18 de abril) para solicitar el retorno al sistema democrático,  el regreso de la vigencia de la Constitución Nacional y el juicio y castigo a los delincuentes de Estado.

Desde estas líneas ratificamos entonces nuestro deseo intenso de que los autócratas y facinerosos sean destituidos a la brevedad por medio de los mecanismos institucionales previstos y a la vez, exhortamos a la población a defender el Estado de Derecho en la próxima manifestación de alcance masivo y nacional prevista para este jueves 18 de abril.

La Prensa Popular | Edición 191 | Lunes 15 de abril de 2013

(*) Twitter: @nickymarquez1
Nuevo facebook: http://www.facebook.com/nicolas.marquez.39948
¿Dónde conseguir los libros de Nicolás Márquez? En cadena Cúspide (http://www.cuspide.com/) y en las siguientes librerías detalladas haciendo click aquí.

1272 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

g